Salvador Dalí dixit

"Yo declaro la independencia de la imaginación y el derecho de cada cual de poseer su propia locura."

¿Porqué yo?

Ésa es la pregunta del millón, ¿no? Hay un zillón de fotógrafos y videógrafos por ahí, y una parte importante de ellos son extremadamente competentes. Pero la cuestión es qué yo no me limito a hacer fotos o grabar videos: Yo cuento historias. Y me encanta.

A veces, simplemente encuentro una historia que contar, a veces, tengo que construirla sobre un concepto para que funcione el conjunto. O simplemente dejando que tú historia, tu yo interior, salga a la superficie y yo pueda captarla en la cámara.

Así de fácil, así de difícil.

 

¿Quién narices soy?

Soy un ser humano, ovbiamente. No el más cuerdo, pero lo suficiente para ser capaz de ser profesional. No obstante, no lo suficiente para no ser capaz de pensar de forma creativa y no lineal e igualmente ser capaz de entregar un buen trabajo con mi toque personal. Mis principales intereses durante años fueron la pintura y el dibujo, pasando a la fotografía años después. Ha sido un largo, largo camino. Uno muy satisfactorio, debo añadir.

Tiendo a pensar que la forma de presentar una historia a los demás es la parte realmente difícil. Y bueno, ésa el núcleo de mi trabajo. Ése es mi objetivo. El contar historias: buenas, malas, deprimentes o inspiradoras… Os hacéis a la idea, supongo. Porqué a fin de cuentas, todo el resto, la parte técnica, es simplemente cuestión de adquirir conocimiento. Y… Bueno, Internet, ya sabéis.

Creo firmemente que la perfección en aspecto técnico ha se servir cómo canal para el mensaje que quieres transmitir. Nunca debe ser un fin por sí mismo. Entre otras cosas, porqué es aburrido de narices.

EDITORIAL

Una licencia directa para ser creativo. Literalmente. Habitualmente es un ambiente en el que debes trabajar con un grupo de profesionales, cada uno de los cuales tiene sus propias ideas sobre la sesión… Y tener que pensar en conjunto con gente de primer nivel… Es francamente genial. [wanna see?]

RETRATO

Probablemente una de las cosas que más disfruto. Podría hablar sobre que, en mi opinión, es la quintaesencia del arte o algo así, en plan molón. Pero es mucho más sencillo. Me alucinan los retratos que muestran la verdadera naturaleza de alguien. Y me gusta hacerlos. Conseguir el estado de ánimo adecuado en el estudio y lograr que alguien que solo te conoce desde hace diez minutos, me muestre su auténtico yo… Ésa es la clave. [wanna see?]

AGUAS ABIERTAS

Esto fue una sorpresa, incluso para mí. Hace algo más de un lustro me vi con la oportunidad de trabajar en travesías de aguas abiertas. Empecé casi por casualidad, pero seis años y más de 16K fotos más tarde, lo confieso: soy un adicto. No puedo daros una explicación racional, pero para mí es la perfecta conjunción entre foto periodismo y retrato. Y sé que suena raro, pero es lo que hay. [wanna see?]

MUSICA

Parte retrato, parte foto periodismo, parte arte. Nada más, nada menos. Ya no es cuestión de, como en los editoriales, de trabajar con profesionales, es cuestión de tener que trabajar con artistas que usan un medio para expresarse completamente distinto al mío. Y el poner en común las ideas para conseguir algo que nos satisfaga a ambos, me flipa. [wanna see?]

DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA

Sin duda, el trabajo más técnico que he tenido -y tengo-. En este caso, lo que más me gusta del ser DdF, es la adrenalina. Si nunca has estado en un plató es difícil de explicar, pero tenerlo todo perfecto para empezar a rodar yendo a contrarreloj de manera constante, es simplemente genial. Lógicamente disfruto como un enano cuando he de conseguir una cierta atmósfera con las luces, y revisar las configuraciones de cámara y demás, hace que mi nerd interior salte de felicidad. Sé que suena raro de narices, pero tampoco se me ocurre una forma mejor de explicarlo. [wanna see?]

VIDEOGRAFÍA

Coged todas las frases que estos breves resúmenes, ponedlos en un a coctelera, agitad con cierto ritmo y ¡voila! Si tengo que deciros porqué dirijo mis propios videos, podéis usar cualquier argumento de los que he escrito con anterioridad, aplicarlo directamente, y será válido. No considero que haya demasiada diferencia entre hacer una o veinticuatro fotografías por segundo. Lo único crucial es contar una historia. Y sinceramente: ¿se os ocurre alguna manera más directa de conseguirlo? [wanna see?]